Todo lo que tienes que saber antes de crear tu cabecera

3.12.14

Estarás de acuerdo conmigo si afirmo

"Lo primero que ves al entrar en un blog es la cabecera".

Y ahora te pregunto: ¿Has dedicado mucho tiempo a crear la tuya? ¿te identifica? ¿muestra lo que tu quieres trasmitir?

Te cuento qué debe tener una cabecera para dejar huella!

Cabecera importante


¿Por qué es importante la cabecera?


Un día ya te hablé de la importancia de la primera impresión al entrar en un blog, pero le faltaba la cabecera, a la que quiero dedicar un post entero.

La cabecera es realmente lo primero que ve cualquiera que entre. No se puede entrar en ningún blog por abajo.

La cabecera es tu carta de presentación.

Entonces, mejor dedicarle un poco de atención y tiempo para crearla, ¿verdad?

La cabecera es lo que recordarán muchas personas de tu blog.

Piensa un momento. Cuando recuerdas un blog que te gustó, ¿que te viene a la cabeza?

Si yo debo recordarme de los blogs que me han impactado, recuerdo:




Estos son las cosas que me vienen a la cabeza en cuando pienso en algún blog que me ha tocado el fondo del corazón o de la cabeza.

A través de la cabecera enseñas quien eres o qué es tu blog. Pretendes dejar huella.

Para nada quiero decir que tengas que tener la cabecera más grande y más cargada de la blogosfera! Se trata de que te recuerden porqué les gustó tu cabecera, no porqué les horrorizó! 


¿Tengo que tener cabecera?


Pues la verdad es que no es imprescindible.  

Lo que si que tienes que hacer es que la gente se acuerde de ti. Pero no es obligatorio tener una cabecera grande de presentación.

Hay blogs que sólo ponen su logotipo en el lateral del blog y queda muy elegante!
No hace falta que tengas una cabecera que te ocupe todo al ancho del blog, simplemente debes empezar tu blog de la manera más cómoda para ti, que te identifique y que la gente se acuerden de él en cuando vean la parte superior.


Las 3 cosas imprescindibles de una cabecera


  1. Tiene que ser leíble!

    No puede ser que pongas un fondo que te encantó tan sólo lo viste y que luego le pongas encima unas letras del mismo color! No se va a leer nada de nada!

    Debes pensar que soy exagerada, pero ni te imaginas la cantidad de blogs que he visto de este estilo.
  2. Tiene que estar acorde con todo el blog.

    Es como la base del diseño del blog.

    En ella puedes poner los colores de tu blog y la tipografía.

    Todo el conjunto tiene que ser armónico, no puede ser que la cabecera vaya por libre con el resto del diseño del blog.

  3. Tener algo para recordar.

    Tiene que ser especial para ti y que se haga un hueco entre los cerebros rellenos de información de tus lectores.

    Que cuando la vean piensen: Ai, que chula!

    O que no piensen nada, pero que se les quede grabada en algún rinconcito del cerebro y que se acuerden de ti!


¿Cómo puede ser la cabecera?


La verdad es que no hay nada escrito sobre "cómo" exactamente debe ser.

Hay cabeceras de diferentes tipos y todas pueden ser igual de impactantes.
  1. Con fotos del bloger.

    Esto marca tu blog como más personal. Es muy recomendable en los blogs donde se ofrecen servicios del bloger a sus lectores. Lo que pretendes es crear una marca que se asocie a tu persona.

  2. Con fotos de fondo.

    Una imagen vale más que mil palabras. Si en tu blog vas a poner fotos a menudo, y las tienes de gran calidad, esta opción es muy recomendable. Te puedo decir que las cabeceras con fotos tienen un gran impacto y se nos quedan grabadas muy rápidamente en la cabeza. Aquí tienes archivos de fotos gratis.

  3. Con mensaje.

    Aprovecha que todas las personas que entren en tu blog verán la cabecera, para mandarles un mensaje, como el objetivo de tu blog.

    Engancha a los lectores nada más entrar.

  4. Con logotipo.

    Si lo tienes es casi obligatorio que lo pongas. Sino, ¿cómo van a asociar tu logotipo a tu blog si no lo muestras? Tener logotipo no es obligatorio.

  5. Con el nombre del blog y un símbolo que lo identifique.

    El nombre del blog debe estar con una fuente determinada, que se utilice también en otros espacios del blog. Así creas unidad en tu página.

    Cuando digo símbolo me refiero a una pequeña foto o dibujo que acompañe al título, que puede ser algo relacionado con la temáticas de tu blog.

Cada uno tiene que encontrar su estilo, acorde con su temática y sus gustos.


¿Necesito cambiar mi cabecera?


Pues esto depende de cada uno.

¿Qué tiene tu cabecera que la hace diferente, personal, con carácter y que te define?

Te dejo aquí una infografía para que reflexiones un momento y te ayude a decidir.

Si estás de acuerdo con una o más de las frases....yo de tu cambiaría la cabecera. Es un consejo.

Infografia cabecera


Espero que el post de hoy te haya servido para pensar un poco en el diseño de tu blog, que puedes mejorar día a día.

¿Estás contento con la cabecera que tienes? ¿Te habías planteado cambiarla? ¿De qué tipo es tu cabecera?
Nos vemos en los comentarios!

Laura

¿Te ha gustado lo que has leído?
Muchas gracias por compartirlo en tus redes sociales!
Tus contactos y yo te lo agradeceremos! :-)

¿Quieres contenido exclusivo para mejorar tu blog?
Suscríbete y recibirás AHORA la guía para dominar Blogger HOY!
Tu blog no pasará inadvertido.
Dejará huella.